Cargando...

Comité Estatal de Sanidad Vegetal en el Estado de Colima

Cesavecol colabora con los productores de la entidad para disminuir las pérdidas económicas en los cultivos y además ofrecer productos sanos.

CAMPAÑA CONTRA EL PULGÓN AMARILLO DEL SORGO


OBJETIVO – META.
Coadyuvar a reducir el nivel de infestación de la plaga en 580 hectáreas de cultivo establecido en los municipios de Armería, Colima, Coquimatlán, Ixtlahuacan, Manzanillo, Tecomán y Villa de Álvarez.

IMPORTANCIA DE LA PLAGA A ATENDER.
El pulgón amarillo del sorgo Melanaphis sacchari es una plaga originaria de África. El sorgo es el cultivo preferido de esta plaga, pero puede reproducirse en el zacate Johnson y otras especies de zacates, así como en caña de azúcar, granos y cereales.
Los primeros reportes sobre la presencia de esta plaga en México fueron en el municipio de Méndez, Tamaulipas en el mes de octubre del 2013. Se considera que el origen geográfico de la infestación en México es Texas y Louisiana, Estados Unidos de América; aparentemente provocada por movimientos de vientos y tormentas tropicales, así como por el traslado de maquinaria y equipo agrícola usado en zonas infestadas y por el vuelo de la plaga  (presenta adultos alados). Actualmente, la plaga se encuentra presente en 27 Estados (Baja California, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán).
Los principales daños que ocasiona el pulgón amarillo del sorgo se deben a la succión de savia, así como a la transmisión de enfermedades virales tales como: virus de la hoja roja del mijo, virus de la hoja amarilla de la caña de azúcar, virus mosaico de la caña de azúcar y el desarrollo de fumagina que reduce la actividad fotosintética. Las pérdidas que puede ocasionar oscilan entre el 30 y 70% de la producción, incluso el 100% en casos severos sin control oportuno.

Durante el 2018, la densidad poblacional promedio de la plaga en los 7 municipios atendidos en el estado de Colima fue de 10.6%; en donde se benefició directamente  a 178 productores y una superficie total atendida de 783.5 hectáreas de sorgo.
2.  IMPORTANCIA DE LOS CULTIVOS AFECTADOS POR LAS PLAGAS A ATENDER Y POBLACIÓN OBJETIVO.

*Fuente: SIAP, 2018. El número de unidades de producción y de productores fueron proporcionados por el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Colima.
Actualmente, la superficie que se siembra de sorgo en el estado de Colima, asciende a 790 hectáreas, las cuales de no ser atendidas de manera preventiva mediante las acciones del programa contra el pulgón amarillo, pueden tener pérdidas considerables, afectando alrededor de 144 productores. Derivado a lo anterior, se priorizarán 580 hectáreas, en función de la disponibilidad del recurso, en las cuales se ha reportado la presencia de la plaga, con la finalidad de evitar probables brotes que afecten al cultivo.

ESTRATEGIA OPERATIVA.
4.1. Muestreo. Se realizará de manera semanal y permanente desde antes de la siembra y hasta la cosecha, posteriormente, se corroborará la eliminación de residuos de cosecha o bien, se continuará con la atención de socas. Esta actividad se debe llevar a cabo como mínimo en el 10% del número de predios atendidos en la Entidad, conforme al padrón de productores correspondiente al año 2018. Los predios deben ser seleccionados al azar y tener menos de 10 hectáreas. Cada uno de ellos funcionará como una “parcela centinela”, con el fin de medir el porcentaje de infestación que se tiene en el Estado y, se realizará basándose en la metodología establecida en el manual operativo de la campaña. En los predios con detección de la plaga, se realizará la notificación al productor para que implemente las acciones de control que el personal técnico considere pertinentes.

4.2. Control biológico. La acción de control biológico se hará mediante liberaciones de crisopa (Chrysoperla sp.) o Coccinélidos (catarinitas) de manera preventiva una semana antes de la siembra, cuando derivado de la exploración se determine la presencia de la plaga en hospederos alternos o áreas marginales , independientemente del nivel poblacional, ya que esta actividad se realizará con el fin de promover el establecimiento y el incremento por reproducción natural. Las crisopas deberán liberarse en el estado biológico de huevo únicamente en dosis de 10,000 huevecillos por hectárea (como mínimo fraccionar en 2 liberaciones, pudiendo ser hasta 4 de manera semanal, dependiendo del nivel de infestación). A los 25 días posteriores a la emergencia de la planta de sorgo, se deberá realizar otra liberación de insectos benéficos, con el objetivo de reforzar el efecto que ejerce la fauna nativa contra el pulgón amarillo del sorgo Melanaphis sacchari. Los huevos de crisopa deberán aplicarse cuando presenten una coloración gris homogénea y durante la mañana o tarde para evitar las altas temperaturas y,  por lo tanto, la deshidratación de los mismos. Es importante considerar que los organismos de control biológico no pueden almacenarse por períodos prolongados, por lo que las liberaciones deben programarse previamente.

Si por el resultado del monitoreo, se tiene la necesidad de hacer una aplicación con alguno de los ingredientes activos recomendados, se deben dejar pasar como mínimo tres días para Continuar con las liberaciones semanales de crisopa, debido a que es muy difícil lograr el control total del pulgón en las hojas inferiores.

4.4. Control químico. Es necesario que con base en el muestreo y la exploración se determine el uso de agroquímicos, que por su efecto y modo de acción afectan directamente a la plaga sin dañar a la fauna natural y a los insectos benéficos liberados. Dentro del programa se ha considerado el uso del ingrediente activo denominado Imidacloprid a una dosis de 100 ml/hectárea en 200 litros de agua en etapas tempranas y 200 ml/hectárea en 400 litros de agua en etapas avanzadas (cuando el follaje es más denso), de igual manera con ayuda de reguladores de Ph, el agua que se utilice para la aplicación deberá bajarse a 6, previa medición con equipo adecuado. Cabe mencionar que además de estos ingredientes activos la Secretaría ha autorizado el uso de Flupyradifurone, Thiamethoxam, Spirotetramat, Sulfoxaflor y Clorpirifos. Las dosis y metodología de aplicaciones se harán con base a lo establecido en el Manual Operativo de medidas fitosanitarias contra el pulgón amarillo del sorgo.

4.5. Capacitación. Esta acción se considera como actividad primordial del programa. La capacitación estará dirigida a todos los productores de sorgo y público relacionado con el tema, y estará a cargo del personal técnico del proyecto fitosanitario en coordinación con el responsable de capacitación y divulgación. Se presentarán temas técnico-operativos del programa, biología general (aspectos fenotípicos) y hábitos de la plaga, identificación de la plaga, acciones de control, entre otros aspectos. Es necesario que para fines de sustento y control, el personal técnico que realice las capacitaciones levante la lista de asistencia de los productores que reciban dicho beneficio (debe incluir firma o huella dactilar de los asistentes), conforme al formato emitido mediante Circular No. 077 de fecha 7 de agosto de 2018.

4.6. Supervisión. En primera instancia, cuando no se cuente con un Coordinador de Proyecto o Responsable del Proyecto, la supervisión quedará bajo la responsabilidad del Gerente del Comité Estatal de Sanidad Vegetal, como parte de las funciones que le competen y se realizará al personal técnico adscrito a la campaña contra el pulgón amarillo del sorgo, en caso contrario será el Coordinador de Proyecto o Responsable del Proyecto quien realice las supervisiones en campo de las actividades desarrolladas por los técnicos. Lo anterior, con el propósito de detectar áreas de oportunidad durante el desarrollo de las labores propias del proyecto, así como constatar la correcta aplicación de los recursos asignados, que permita un mejor funcionamiento en la operatividad.

 

DAÑOS